Año CXVIII - Nro. 36.346 - Viernes 10 de octubre de 2003

Imperativo de mejorar caminos

Señor Director:

En honor a la verdad, en la provincia de Llanquihue hay proyectos de asfalto de caminos rurales que por años duermen en los escritorios de la Seremi de Obras Públicas y Dirección Regional de Vialidad. Un ejemplo es el caso de la Ruta V 56 cuyo tramo se inicia en Centinela por el norte, pasa por las localidades de Macal, San Juan, Colegual, Loncotoro, Línea Balmaceda y culmina en Las Quemas (Ruta Puerto Montt-Los Muermos). En otras palabras esta ruta une en forma directa a las comunas de Frutillar-Llanquihue-Puerto Varas y Puerto Montt y en forma indirecta une a las comunas de Fresia y Los Muermos (sectores de Línea Sin Nombre y Línea Solar).

Recuerdo que al poco andar del primer gobierno de la Concertación el Senador Sergio Páez anunciaba que se había conseguido los recursos para asfaltar el camino que une la localidad de Loncotoro con la ciudad de Llanquihue. Han pasado 13 años y el anuncio hasta la fecha no se ha cumplido. Años después, se informó por parte de las autoridades regionales que los dineros que en principio estaban destinados para el asfalto del camino Loncotoro-Llanquihue se habían redestinado para asfaltar parte de la Ruta V56 que beneficiaría a las localidades de Colegual-Loncotoro-Línea Balmaceda-Las Quemas (llamada como la Ruta T). Está concluyendo el tercer gobierno de la Concertación y este proyecto aún no se concreta.

En estos 13 años de los 3 gobiernos de la Concertación, se han gastado miles de millones de pesos en la mantención y conservación de la Ruta V 56 (Programa de Conservación Global) y el estado y condiciones de ella es hoy día casi intransitable. Estimo que para conseguir el asfalto de la Ruta 56 los señores alcaldes deben actuar y plantear dicho proyecto con sentido de unidad, ya que en el caso de la ruta en comento su trazado geográficamente sobrepasa sus respectivos territorios comunales. Por intermedio de esta carta-reclamo deseo solicitarle al alcalde de Llanquihue, Walterio Vargas, que tome la iniciativa y convoque a los señores alcaldes de Frutillar-Fresia-Los Muermos-Puerto Varas y Puerto Montt, para que en conjunto y con fuerza planteen ante las autoridades regionales el asfalto de la Ruta V 56, ubicada en el corazón del sector agropecuario más importante de la provincia de Llanquihue. Caminos asfaltados son sinónimo de progreso, buena gestión de las autoridades, usar bien los recursos del Estado y mejoramiento de la calidad de vida de todos los que de una u otra manera usamos dichas rutas.

 

DAVID SANHUEZA OLIVA.

Aprenda a vivir

Señor Director:

La tragedia de casi todas las personas es que se aburren siempre y buscan algo más allá de la lozana novedad del momento presente y fugaz. Ese momento es único, ya que nunca lo volveremos a ver. Es preciso, pues, hacer de él nuestra presa, extraer toda la belleza que contiene, toda la fruición que nos brinde. Si se tiene esa facultad de una alegría indefinidamente renovada, nunca podía ser triste y tediosa la vida. Para fomentar el espíritu de alegría en nosotros, nada mejor que alentar entusiasmos y afecciones. Casi todos se avergüenzan de sus entusiasmos.

 

RECOP. MIGUELINA SANCHEZ

(Benjamín de Caseres).

Vivamos en paz

Señor Director:

Me resulta penoso ver la estéril disputa que aún persiste entre detractores y defensores del once de septiembre del 73.

No hago juicios de valor sobre tal hecho, por cuanto, como señaló un prestigiado historiador, hay que dejar que el tiempo decante pasiones, para tener una mirada panorámica, sin sesgos de los hechos de entonces.

Respeto profundamente el dolor de quienes perdieron a un pariente o a un amigo, y respeto también el valor del General Cheyre, para proponer un "nunca más", que naturalmente cada uno ha acomodado a su conveniencia.

Basta, tratemos de vivir en paz.

 

EDUARDO RODRIGUEZ MENDOZA.

RUT: 56990720.

Tercia en el duelo de cartas

Señor Director:

Sobre la carta del señor Opitz del 27 de septiembre y la muerte del Diputado Sr. Luis Espinoza, quisiera señalar lo siguiente: Después de 30 años del Gobierno Popular encabezado por el Dr. Salvador Allende es evidente, como en todo proceso, que se cometieron errores, algunos de ellos bastante gruesos y que permitieron que los poderosos sectores que se oponían al proceso revolucionario, articularan una brutal oposición que culminó con el golpe de Estado.

Sin embargo, una cosa es cometer errores políticos y una muy distinta es cometer horrores políticos, como ocurrió, y así destruir los avances del movimiento popular, acumulados durante más de 40 años de lucha que culminaron con la conquista del gobierno popular y del cual fue parte el diputado Espinoza y que con sus errores y aciertos, lograron beneficios para las mayorías siempre postergadas.

Sin embargo, la carta del Sr. Opitz tiene un mérito, develar el pensamiento de quienes tienen la mayor responsabilidad en los excesos cometidos en la dictadura, impulsados por gente como el Sr. Opitz, que lo justificaron. Para hacer efectiva la política del "nunca más" solicitada por distintos sectores de nuestro país, se requiere educar en un verdadero respeto a los Derechos Humanos.

 

SANTIAGO URZUA LIZANA.

7.741.220-4

surzua@telsur.cl

Agradecimientos

Señor Director:

A través de su prestigioso Diario quiero expresar mi eterna gratitud a todas las personas que de una u otra manera expresaron sus condolencias ante la inrreparable pérdida de mi querido esposo Don Herbert Kahl B. fallecido el día 12 de Septiembre de 2003. En especial, al mayor de Carabineros don Jorge Moller, don Ramón Bahamonde Alcalde de Puerto Varas, a los Srs. Ricardo Vargas, Cristián García, Edgardo Vera Mardorf y la Dra. Ita Tampier, Clínica Alemana Puerto Varas, Clínica Los Andes, Clínica Hoseg; a los amigos del Club Aéreo Puerto Montt-Puerto Varas, Club de Rodeo, Club Alemán, Club de Leones, Fergosa, Ferosur, Crell y tantas otras más.

 

RHEA PINGEL vda. de KAHL.

Envíe sus cartas al director desde aquí


Fundado el 12 de Febrero de 1885
© Sociedad Periodística Araucanía
Antonio Varas 167, Puerto Montt, Chile
Teléfono (56 65) 432400