Año CXVIII - Nro. 36.230 - Lunes 16 de junio de 2003

El drama de los padres separados de sus hijos

Según el estudio, el actual sistema jurídico, que entrega la tuición de los hijos de padres separados a la madre, está causando una serie de conflictos en los menores, además de un daño sociológico. (Archivo)

TUICION COMPARTIDA

Como solución a esta problemática, la especialista propone un modelo de tuición compartida, con una alternancia anual entre ambos padres, para que ambos ejerzan el rol y no uno, como es actualmente. Además, establece una flexibilidad cuando el menor esté enfermo, en vacaciones, fiestas de fin de año y cumpleaños familiares; como asimismo integrar a ambos padres en el proceso educativo y en el financiamiento de los gastos, es decir, una pensión alimenticia pagada por ambos padres.

"Por tanto, en el nombre del hijo, la tuición compartida es un derecho de vida, pero también es el derecho de toda una familia que ha dejado de serlo, y compete a ambos progenitores la maduración de este derecho", explicó.

Luis Hernández, presidente de la Corporación de Padres Por la Igualdad de Derechos "Papas Por Siempre", explicó que la organización espera que este estudio sirva de base a las autoridades para la redacción de un proyecto de ley sobre tuición compartida.

Un estudio reveló que la mayoría de los hombres, tras la separación matrimonial y la pérdida de la tuición de los hijos, ha sido acusado falsamente de abuso sexual.

Ese es sólo uno de los datos que arrojó el estudio sobre "Coparentalidad post-separación conyugal: un paradigma de tuición compartida chileno", aplicada por una especialista en el tema familiar.

La investigación fue hecha por la licenciada en Familia y magíster en Ciencias de la Educación, con mención en Relaciones Humanas y Familia de la Universidad Mayor, Guisella Steffen.

En la familia intacta a ambos progenitores les incumbe la responsabilidad del desarrollo de los hijos y comparten en forma alterna la custodia biparental. No obstante, en la familia separada, a un solo progenitor le cabe la responsabilidad del desarrollo integral de los hijos, esto es la tuición monoparental. Es precisamente hacia esta nueva organización de la base de la sociedad a donde apuntó la investigación.

 

CUESTIONARIO

 

La investigadora aplicó un cuestionario de 280 preguntas a un grupo de padres separados que no tienen la tuición de sus hijos, de entre 25 y 60 años de edad. Para ello, recurrió a la Corporación Papás Por Siempre, que reúne a los padres por la igualdad de derechos. En el estudio también consideró a personas de Puerto Montt.

El objetivo era, según explicó, construir indicadores de la paternidad contemporánea, que permitan potenciar la dinámica familiar tras la separación, además de construir un modelo de tuición compartida.

Este concepto es el que los padres por la igualdad esperan introducir en la legislación chilena, la que actualmente entrega la tuición de los hijos en casi la totalidad de los casos sólo a las madres.

Esta monoparentalidad tiene una serie de consecuencias en los hijos, como la extorsión económica, la alineación con uno de los padres, siendo la principal la inculcación maliciosa.

En este sentido, la investigación comprobó que la "gran mayoría de los hijos de la muestra están dañados psicológicamente, al ser considerados objeto-fianza, lo que implica su instrumentalización afectiva y expresa la infravaloración de la infancia".

Según Steffen, "la ausencia de uno de los progenitores, provoca en el hijo una fuerte ansiedad de separación, porque pierde una de sus figuras centrales de apego".

Esta ausencia provoca además, según la especialista, señales de abandono en los hijos, para quienes el padre se convierte en un "pagador y visitador quincenal". Según la especialista, "esta situación es aberrante para el hijo". Además, este sistema es disociador por cuanto genera en el padre que tiene la custodia una aspiración por impedir la relación padre-hijo.

 

PADRES

 

Entre los resultados de la investigación, Guisella Steffen determinó que la totalidad de los progenitores que tienen la custodia ha realizado una manipulación nociva para impedir el contacto del hijo con su padre, en una verdadera "parentectomía".

Un grupo importante de encuestados, más del 96 por ciento, reconoció la injusticia que cometen los tribunales de suspender el contacto con sus hijos, luego que han sido acusados falsamente de abuso sexual.

Los resultados demostraron que el 50 por ciento de los encuestados manifestó ser una pareja disuelta sin contacto, el 10 por ciento que corresponde a los designados como enemigos feroces y el 16.25 por ciento que corresponde a la pareja enfadada y amargada por el matrimonio.

La suma, de esta interacción post-separación conyugal, arroja un total de 76.25 por ciento de sujetos, que de una forma u otra, han soportado innumerables vejaciones, manipulaciones coercitivas, falsas denuncias de abuso sexual y embates del comportamiento alienador del ex cónyuge.

Pese a ello, la totalidad sigue demostrando deseo de ejercitar responsable y armoniosamente la coparentalidad, luego de la separación.

La especialista consideró que a raíz de los cambios experimentados por la sociedad, ha nacido un "nuevo" concepto de padre, "desmitificando al ancestral padre autoritario".

 

 

 



Fundado el 12 de Febrero de 1885
© Sociedad Periodística Araucanía
Antonio Varas 167, Puerto Montt, Chile
Teléfono (56 65) 432400