Usted está en : Portada : Crónica Sábado 25 de febrero de 2006

Miedo generó hallazgo de calamar gigante en Chinquihue

Bañistas capturaron al cefalópodo que medía 1 metro 70 centímetros. Tuvieron un sorpresivo encuentro con la jibia en medio de su recreación.

Alexis Matamala Olavarría

Los trabajadores muestran la jibia que encontraron.

El hallazgo de una jibia de 1 metro 70 centímetros causó miedo entre los bañistas que se encontraban ayer disfrutando del sol y el agua en el balneario Chinquihue de Puerto Montt.

Según relató uno de los testigos del hecho, Carlos Zúñiga, todo comenzó cuando aproximadamente a las 15 horas una niña de 8 años que se encontraba nadando, comenzó a gritar mientras se encontraba en el agua. Luego, un gran número de personas corrió a ayudarla y lanzándole piedras al calamar que se encontraba a pocos metros de la orilla, le dieron muerte.

"Yo, junto a cuatro amigos y una niña de 8 años, fuimos a la playa de Chinquihue, luego de una larga jornada de trabajo en la construcción de una casa en el kilometro nueve de la ruta. Tras unos minutos de esparcimiento y diversión, Catalina Wistuba, de 8 años, nos dijo que algo la había atacado en el agua. Yo y tres amigos fuimos a socorrerla entrando al mar. Mientras nos acercábamos vimos que un animal grande -parecido a una mantarraya o algo similar- se movía hacia la niña como queriendo atacarla. Tras observarla decidimos dejarla en paz, pero cuando nos íbamos nos embistió en varias oportunidades, por lo que sólo nos quedó matarla a piedrazos para que no dañara a alguno de los niños que en ese momento nadaban en el mar", dijo Zúniga.

Una vez muerto, el especimen fue trasladado por los mismos trabajadores hasta la construcción en la que laboraban. Una vez allí decidieron hacer público el hallazgo llamando a la prensa para contar lo que les había sucedido. De esa forma lograron enterarse de que al parecer se trataba de una jibia de aproximadamente 50 kilogramos de peso.

 

Experta

 

Según la opinión de la doctora del Departamento de Oceanografía de Mariscope, Cristina Rodríguez, el especimen encontrado pertenece a la familia de los cefalopodos y más concretamente es una jibia o Dosidicus gigas. Esta habría llegado hasta las costas chilenas debido al aumento de la temperatura que en esta época se incrementa en dos grados. "En esta época se registra un aumento desde los 12 a los 16 grados de temperatura, lo cual generaría la llegada de estas jibias a la costa de Puerto Montt", contó.

 

Llegarán más

 

Según la doctora Rodríguez, los pescadores artesanales son los que más sufrirán en las próximas semanas, ya que se espera que este no sea un evento aislado y lleguen más jibias a la costa.

Este familiar de los calamares es muy agresivo y se alimenta de peces. "Es un devorador de peces, por lo que los pescadores son los que más sufrirán en caso de que en estas costas ocurra lo mismo que ha pasado en la Octava Región, precisamente en Tomé, donde estos cefalopodos repletaron las playas", dijo la doctora Cristina Rodríguez.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto