Usted está en : Portada : Espectáculos Martes 2 de noviembre de 2004

Símbolo de la fraternidad chileno-mexicana

A 40 años de su inauguración, la Casa del Arte Diego Rivera se levanta incólume , en el centro de Puerto Montt, como símbolo de la hermandad que une a Chile y México y como recuerdo de la solidaridad del pueblo del norte hacia los puertomontinos con ocasión del terremoto de 1960.

Por Sergio Millar Soto

El teatro Diego Rivera ha sido el gran espacio de la cultura en Puerto Montt.

Inauguración

En una ceremonia efectuada el 14 de noviembre de 1964, se inauguró la Casa del Arte, a la que se dio el nombre del pintor muralista mexicano Diego Rivera; acto que contó con la presencia de la esposa del Presidente de México señora Eva Samanos de López Mateos, el Embajador de México en Chile Gustavo Ortiz Hernán y su esposa Paulina Bergman.

Sólo diez meses habían transcurrido desde el fatal terremoto que había destruído nuestra ciudad, cuando, el 15 de marzo de 1961 se sentaron las bases y se organizó la "Agrupación de Pintores", que quedó presidida por Carlos Laroze, y en cuya directiva participaban también Alejandro Meza, Marcelino Aynol, Rubén Ibarra, Hardy Wistuba, Lautaro Alvial, Héctor Wistuba, Gastón Gómez, Pedro Bolados, Carlos Ruiz, Bernardo Olavarría, Manuel Maldonado y Ewaldo Stoffel (presidente honorario:Arturo Pacheco Altamirano); directiva que, de inmediato, se abocó a luchar por la construcción de una "Casa del Artista".

En aquella época residía en Puerto Varas el escritor y embajador de México Gustavo Ortiz Hernán, que era asiduo visitante de la "Casa de Botes", lugar de reunión de los pintores porteños, quien, a petición de aquellos, inició las gestiones para conseguir el apoyo de su gobierno a la construcción de un edifico que albergara a los artistas.

Dichas gestiones prosperaron, de tal suerte que la iniciativa fue incorporada al Plan Chileno-Mexicano de Cooperación Fraternal, cuyos ejecutivos designaron una comisión para la adquisición del terreno y planificación de la obra, la cual quedó presidida por el entonces Intendente de la Provincia Jorge Brahm Yuraszeck, e integrada por Víctor Brahm Menge (Alcalde de la Comuna), Alejandro Meersohn Schajris (Presidente de la Comisión de Hacienda de la Municipalidad), Pablo Eitel (Gerente del Banco Llanquihue), Ewaldo Hohmann Juneman (Director del Diario El Llanquihue), Nibaldo Inestroza (Regidor de la Comuna) y Manuel Maldonado Barría (Manoly) en representación de los artistas. Para la realización del proyecto fue nombrado el arquitecto Sergio Soza, en aquel entonces presidente de la Agrupación de Artistas e Intelectuales de Puerto Montt. Primitivamente se había asignado para la construcción del edificio un terreno en Angelmó donde, en 1962, se realizó una ceremonia de "colocación de la primera piedra"; pero, reconsiderada la situación, finalmente se eligió para esos efectos la esquina de las calles Antonio Varas y Quillota donde, hasta antes del terremoto, se levantaba el hotel "Miramar", y antes aún, el tradicional Salón de Ostras "El Jote".

 

ABRAZO DE DOS PAISES

 

La construcción del edificio se realizó prontamente; y fue así como en una ceremonia efectuada a las 19.30 horas del 14 de noviembre de 1964, se inauguraba la Casa del Arte, a la que se dio el nombre del eximio pintor muralista mexicano Diego Rivera; acto que contó con la presencia de la esposa del Presidente de México señora Eva Samanos de López Mateos, el Embajador de México en Chile Gustavo Ortiz Hernán y su esposa Paulina Bergman, el Alcalde la Comuna Alejandro Meersohn Schajris, el presidente de la Comisión de Construcción Jorge Brahm Yuraszeck, otras autoridades e invitados especiales.

En la ceremonia, el Premio Nacional de Literatura Francisco Coloane ofreció una charla relativa a la literatura en Puerto Montt, y el presidente de la Comisión de Construcción Jorge Brahm pronunció el discurso inaugural, en el que, después de agradecer a los principales gestores e impulsores de la obra, los Presidentes de México Adolfo López Mateos y de Chile Jorge Alessandri Rodríguez, señaló que: "Puerto Montt, gracias al empeño del señor Embajador (Gustavo Díaz Hernán), y de los Ministros (Sótero) del Río y (Ernesto) Pinto, cuenta con la Casa del Arte que ha de constituir no sólo un motivo de atracción permanente para la ciudad, sino un verdadero cenáculo de inquietudes artísticas que permitirán dar fuerte impulso a las manifestaciones del espírirtu, en cualesquiera de sus formas".

 

¡MEXICO LINDO Y QUERIDO!

 

Fue esa inauguración un verdadero festival de las letras y de las artes, que se prolongó por toda una semana, festejo que, enmarcado por la solemnidad que ameritaba la ocasión, se vio engalanado con la mejor representación de la espiritualidad mexicana a través de su ballet folklórico compuesto por 120 músicos y bailarines pletóricos de colorido azteca que, desbordando las flamantes salas del edificio recién inaugurado, salieron a las calles a brindar su arte y su alegría de pueblo hermano.

Sin embargo, junto a las piezas de cerámica mexicana estuvieron las esculturas en madera de Narciso García, Bernardo Quintana y Julio Brrientos.

Junto a las reproducciones de los mexicanos Diego Rivera y Gustavo Montoya estuvieron las pinturas de Pacheco Altamirano (Mercado Angelmó, Paisaje de Puerto Montt, Barca Chilota); Hardy Wistuba Stange (Manzanillones, Astilleros de Angelmó, Lanchones, Canal de Tenglo); Lautaro Alvial Vence (Calbuco, Paisaje de Llanquihue, Lluvia en Angelmó); Carlos Laroze Bravo (Paisaje de Puerto Montt, Calle Urmeneta, Paisaje de Tenglo, Calle de Castro); Gastón Gómez (Viento Sur, Recodo en el Camino, Caleta Pesquera, Atardecer); y Elizardo Bravo Sch. (Automó, Río Chico, Macrocarpa).

 

MUSICA, BALLET Y TEATRO

 

Se adhirieron a las fiestas el tenor Sergio Lobo, el declamador y cantante Juan Pazos, los dos coros de la ciudad: el "Coro Polifónico", dirigido por Gonzalo Alvarado, y el "Coro Puerto Montt" dirigido por Lautaro Miranda y sus integrantes: Hitleriana Ubilla, María Ubilla, Inés Krebs, Olga Leiva, María Valdivia, Fresia Aguila, Ana Lidia Barría, Doris Manríquez, Orquídea Peñailillo, Irgad Korberg, Maruja Lavanderos, Lilian Coltters, Luzmira Alvarez, Sergio Belmar, Henry Scholbach, Gonzalo Oyarzo, Enoc Mieville, Harald Wentzel, Néstor Faure, Rafael Enoff, Roberto Bustos, Hugo Andrade y Guillermo Vega.

Y también la Academia de Teatro Experimental ATEX, dirigida por Rolando Mardones, que presentó la obra "Nuestro Pueblo", con los actores Francisco Aguila, Claudio Godoy, Raúl Martínez, Gina Elliot, María Elena Parra, Pedro Fernández, Marcela Miralles, Harriet Wiehoff, Marios Tejos, Homero Cuevas, Carlos Molleda, Sergio Belmar, Cecilia Rodríguez, José Fernández, María Inés Díaz, César Buskovic, Raúl Canobra, Rodolfo Depix, Néstor Faure, Diómedes Morales y Rosa Bize.

La música de cámara no estuvo ausente: obras de Haendel y Beethoven fueron interpretadas por Hans Hollstein, Pedro D'Andurain y Pablo Garrido.

Y el ballet dirigido por el profesor Jorge Contreras Sepúlveda, con la coreografía de Marcela Romano y las actuaciones de Norma Osnovikoff, Pilar Soza, Ingrid Mac-Kay, Lilian Kuschel, Soledad Soza, Amalia Wiehoff, Harriet Wiehoff y el mismo Jorge Contreras.

 

 


 

 

Homenaje

 

Muchas de las autoridades, dirigentes y otros personeros que idearon y ejecutaron la construcción de la Casa del Arte Diego Rivera así como artistas de las más diversas disciplinas que participaron en su inauguración viven aún en Puerto Montt. Sería pues propicia la ocasión para que la comunidad les rindiera el homenaje que se merecen, sin olvidar, por cierto a nuestros hermanos mexicanos, cuando el próximo 14 de noviembre se conmemoren los 40 años de vida de este símbolos fraternario y solidario que hizo realidad el pueblo de México en el corazón de Puerto Montt.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto